domingo, 5 de enero de 2014

127 Horas: Lo bueno, lo malo y lo feo.

Bienvenidos a este albergue forasteros anónimos, me he desvelado viendo novelas (Otra vez) y por eso no he escrito durante un pequeño lapso de tiempo, pero no los volveré a dejar lo prometo (Si como no). Una película por parte del director Danny Boyle que se definiría en pocas palabras: impresionante y a la par contundente, esta película resalta el dicho: "la realidad es mas increíble que la ficción"

Aroon Ralston (James Franco) va hacer una pequeña excursión por las montañas Blue Jhon, chicas, rocas, un lugar inhóspito pareciera el cielo, pero un evento totalmente inesperado atrapara su brazo con una roca, y convertirá su día de suerte, en una odisea de supervivencia y sufrimiento.







Lo bueno.
La fotografía de esta película es completamente impresionante, optando por dividir la pantalla en 3 cuadros cada uno con imágenes diferentes, este efecto me pareció único y brillante, pues se ve los flashbacks de Ralston, la imagen verdadera de el y imágenes triviales todo en la misma pantalla.

La trama la cual fue basada en el libro autobiográfico del mismo Ralston "Entre la espada y la pared" es una total explosión de emociones viendo la situación de Ralston y retratando flashbacks de lo que fueron los hechos del pasado del personaje, un final inesperado y descubrir que todo esto fue real y que la película tiene una gran veracidad respecto a los sucesos, te dejara un rato para valorar tu vida.

La banda sonora es estupenda, repasando por la diferentes situaciones del pobre escalador se torna desde dramáticamente intensa hasta atractiva en diferentes situaciones. Compuesta por A.R. Rahman el mismo que compuso la banda sonora de Slumdog Millonarie el éxito de Danny Boyle.




Lo malo.
El comienzo de la película, es un relleno aburrido y poco intuitivo a lo que seria la verdadera acción, las escenas del principio se vuelven en extremo aburridas, y no tiene mucho veracidad con lo que en realidad paso, pues el nunca llevaba a las chicas a una laguna en medio de un cañón, solo les enseñaba técnicas de escalada. Un pequeño error el cual Danny Boyle pensó en remplazar por un comienzo sin diálogos, lo cual pudo haber sido ese pequeño salto para ganar un Oscar.



Lo mejor.
La actuación de James Franco ilumina todos los rincones de esta película, mostrando el extremo de una persona normal, cuando se encuentra en una situación de angustia, pánico y dolor inimaginable, al parecer el actor se luce y muestra una faceta para dejar atrás a Harry Osborne, y mostrarse como un actor profesional, la mejor parte sin duda son los monólogos con la cámara.



Conclusión.
Una película que tiene una gran lección de vida, una banda sonora agradable, una fotografía interesante y que se acopla al ritmo de la película y bueno pues la genial actuación de James Franco explota al máximo la película.
Recomendación: No es nada recomendable verla si eres sensible o tu amigacho también lo es, pues  experimentaran una rara fobia por los cañones. Atención: No la mires después de comer algo pesado.