miércoles, 2 de abril de 2014

Taxi Driver: Lo bueno, lo malo y lo feo.

El primer día Dios creó la luz y la oscuridad, el segundo las estrellas, el tercero los animales… bla, bla, bla, el séptimo día descanso, y bueno pues en 1976  Martin Scorsese estreno Taxi Driver.

Un psicópata,  podría ser tu tendero, el heladero, algún amigo de confianza, hasta el que te transporta. Martin Scorsese nos adentra a la mente de un Travis Bickle, un taxista trastornado, nos muestra sus más fuertes obsesiones y como el odio, y la violencia se desencadenan en ellas.









Lo bueno.
La fotografía es algo clásico, con un estilo interesante, con esos intrigantes desenfoques, las vistas a través del espejo, las luces de la jungla de concreto, como todo durante la noche se vuelve un espectáculo.  Es una fotografía interesante, pero el mejor momento son los títulos finales con un trabajo fotográfico alucinante.

El guion, con una que trama sobrepasa la violenta metamorfosis de este taxista, sus más grandes obsesiones,  sus monólogos psicopáticos, las inusuales conversaciones, es un clásico, no digamos que supera a muchos guiones, pero esta película fue la piedra angular de grandes películas de violencia moderna, como Drive, Pulp Fiction o la polémica Scarface.



Lo malo.
No digamos que es esto es un aspecto malo, sino mas bien que es la personalidad de la película, porque no todo será 100% violencia, la película lleva más a los pensamientos del personaje, pasa por el romanticismo, el drama, la violencia solo es un segundo plano.



Lo mejor.
Robert DeNiro hace el papel de su vida, la mejor actuación que ha hecho,  se metió de lleno en este personaje, ¿pero cómo? Pues aquí está un resumen de lo que investigue: “Robert DeNiro un año después de recibir su Oscar por su actuación en El Padrino II, recibió esta oferta, trabajo como taxista durante unos cuatro meses se volvió un verdadero Taxi Driver, hasta hacia un ritual para la escena del monologo con el espejo” esto demuestra el esfuerzo del actor por hacer un papel digno, de este clásico.

 La banda sonora compuesta por Bernard Herrmann el compositor de Hitchcook,  es un deleite, tomando en parte esas inquietantes del suspenso hithcook y combinado con un suave Jazz neoyorquino, recrean un ambiente espectacular en esta película.


Conclusión.

La obra maestra de Scorsese, el boom de DeNiro, un clásico entre clásicos, una sopa de locura y violencia, con esas frases cierro esta conclusión. No es apta para cualquiera tienes que exudar un espíritu cinéfilo para lograr digerirla con claridad. Esta película hace parte de la Selección Oficial eso significa que esta película tiene un alto contanage de culto y respeto de parte de este blog.