miércoles, 25 de junio de 2014

Misterioso Asesinato En Manhattan (Manhattan Murder Mistery)

-¿Comisario que sucede?
-Han asesinado a un infeliz, a las afueras de un bar de mala muerte-
-Como ha de suceder cosas, ¿no comisario?
¡Que suerte tengo de no ser ese tipo!

Al parecer de haber pasado un raro tiempo en blanco dentro de mi blog, pues me ha tocado liar con el asesinato y muerte de mi computadora, gracias a un tipejo que con sus manos la asesino brutalmente al dejarla caer al piso, el tipo ahora tiene una condena de servicios comunitarios durante un mes a mi abuela pero ese no es el caso, el caso es que he de volver, y brindar criticas tal y como Dios las manda, el mayor tiempo posible.

Woody Allen, nuestro neurótico favorito, por muchos que haya en el mundo, su graciosa y profesional presencia en cada uno de sus filmes es siempre agradable, ademas de crear una infinidad de geniales guiones, con sus inolvidables conversaciones y personajes. 

La inigualable pareja de Woody Allen y Diane Keaton, se llevara a los hombros una supuesta investigación sobre el asesinato de un vecino, las locuras y desmanes de esta pareja, sumados a las tensiones por celos de los dos, crean  una trama fascinante.










Lo bueno.
La química entre Diane Keaton y Woody Allen es algo de otro mundo, son el uno para el otro, es una actuación totalmente natural, y simple de ver y comprender. Actuaciones de este tipo son escasas, y siempre es un deleite verlas.



Lo malo.
El dúo dinámico actoral de Allen- Keaton, arrasan con todo el filme y actuaciones como las de Alan Alda y Angelica Huston quedan bajo la alfombra de la película, y dejan mucho que desear respecto a este filme.

Otra de las típicas bajas de Allen en sus películas, es la bajisima calidad fotográfica, dejándola de lado a través de el guion y las actuaciones; Aquí la fotografía es realmente dudosa, se muestra una calidad fotográfica casera y independiente, que por mi opinión no fue la descicion correcta para este filme.



Lo mejor.
Woody Allen junto a Tarantino, es el amo de los guiones inteligentes, un infalible humor, pasando a un suspenso y terminando en un romance, a la vez traspasando dificultades de los personajes, y un toque de cine negro, y sin lugar a dudas esas graciosas situaciones, que bueno esta vez si son sacadas de una película.

Ademas de que sus películas tienen unas excelentes bandas sonoras, simples pero siempre agradables, y como era de esperar la banda sonora de este filme neoyorquino no es nada mas ni nada menos que un inigualable Jazz.